Maratón: Historia y curiosidades de los 42,195 km

Maratón: Historia y curiosidades de los 42,195 km

¿Cómo nació la maratón? ¿Por qué la distancia es de exactamente 42,195 km? ¿Cuándo se convirtió en deporte olímpico? Responderemos a estas preguntas y hablaremos de las curiosidades en torno a esta prueba, en nuestro repaso de la historia de la maratón.

Existen muchas versiones diferentes sobre cómo empezó la maratón

La leyenda sobre cómo empezó esta prueba es de sobra conocida por todos: se dice que un mensajero griego llamado Filípides corrió esta distancia para anunciar la victoria de los griegos sobre los persas en la Batalla de Maratón, tras lo cual murió por el esfuerzo. Sin embargo, existen muchas voces que claman que esta versión no es cierta y es que, ¿quién iba a correr esta distancia con tanta premura sólo para anunciar una victoria?

Representación de Filípides corriendo la primera maratón...sin saberlo

Representación de Filípides corriendo la primera maratón…sin saberlo

La versión alternativa del origen de la maratón defiende que la distancia total recorrida fue en realidad bastante más larga, 240 kilómetros (que es la distancia que separa Atenas de Esparta) y el motivo no fue otro que alertar de la llegada de los persas, de los cuales el mensajero ateniense huía. Otras versiones hablan sobre cómo los soldados griegos, que eran excelentes atletas, corrieron la distancia que separa Maratón de Atenas tras la batalla para defender su ciudad antes de que llegasen los barcos persas.

¿Cuándo se empezó a considerar la maratón una prueba olímpica?

A estas alturas de la historia será bastante difícil que nos pongamos de acuerdo sobre qué sucedió en realidad, pero una cosa está clara: pese a lo que mucha gente cree, la prueba de maratón nunca fue disputada en los Juegos Olímpicos antiguos. Su primera aparición en una cita olímpica en categoría masculina fue en los Juegos de 1896 en Atenas y la distancia recorrida fue de 41,8 km, que esa es la distancia entre la ciudad de Atenas y Maratón. Desde entonces y hasta nuestros días, la maratón es la prueba que cierra siempre los Juegos Olímpicos.

Maratón en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Sin embargo, somos conscientes de que 41,8 km no es la distancia actual. Los famosos 42,195 km hicieron su primera aparición en los Juegos de 1908 en Londres donde, por un capricho del príncipe de Gales, la salida de la prueba se hizo desde los jardines del castillo de Windsor para que la realeza pudiese ver la prueba con comodidad.

Correr descalzo no es una moda reciente, sino que empezó con la maratón

Desde su aparición en las primeras olimpiadas han sido muchas las anécdotas y curiosidades que han surgido en torno a la maratón. En 1960, en los Juegos de Roma, Abebe Bikila pasó a la historia no solo como el primer africano en ganar la prueba (de la que ahora son los reyes indiscutibles), sino que lo hizo descalzo, cruzando la línea de meta en 2 horas, 15 minutos y 16 segundos.

Siete años más tarde, en 1967, Katherine Switzer se registraba para la Maratón de Boston como KV Switzer para ocultar que era una mujer (las mujeres tenían prohibido participar en esta prueba ya que se creía que eran demasiado débiles para disputar una prueba tan intensa) y gracias a sus compañeros corredores que la escoltaron hasta la meta, Switzer fue capaz de acabar la carrera pese a los intentos de los jueces por detenerla.

Katherine Switzer en el momento en que los jueces intentaron descalificarla de la maratón

Katherine Switzer en el momento en que los jueces intentaron descalificarla de la maratón

Sin embargo, y aunque nos cueste creerlo, no fue hasta 1984 cuando dejó de considerarse que las mujeres son débiles para una maratón, y se incorporó la categoría femenina en los JJ.OO de Los Ángeles, casi 100 años después de que se disputase por primera vez en una prueba olímpica.

A pesar de no ser la prueba reina del atletismo -esta definición corresponde a los 100 m lisos- esta prueba está plagada de anécdotas, historias y curiosidades, y es que 42,195 km dan para mucho. Hemos visto a la finisher de mayor edad acabar la prueba con 92 años en San Diego y a solo 7 de los 30 participantes de la maratón en París 1900 llegando a meta debido a que el resto se perdieron por las calles de la ciudad.

La persona que más tardó en terminar una maratón fue Shizo Kanakuri y su tiempo está en 54 años, 8 meses, 6 dias, 8 horas, 32 minutos y 20 segundos. ¿El motivo? Se perdió durante los JJ.OO de Estocolmo en 1912 y no fue hasta 50 años más tarde cuando un periodista lo encontró en Japón y le ofreció la oportunidad terminar la prueba.

Shizo Kanakuri antes y después de finalizar su maratón

Shizo Kanakuri antes y después de finalizar su maratón

La maratón a más altura es la que se disputa en el Everest con la salida a 5184 metros, y la más baja la Untertage Marathon en Alemania a 700 metros de profundidad y que discurre por las galerías de una mina de sal. También tenemos la posibilidad de participar en la maratón más divertida, que se celebra en Medoc, en Francia, y que tiene 22 puntos de avituallamiento con vino. Una de las maratones más únicas del mundo es, sin duda, la de la Muralla China, con 5.164 escalones.

En los JJ.OO de este año la prueba de maratón se disputará el domingo 21 de agosto (el último día de los Juegos Olímpicos, como manda la tradición) y comenzará a las 14.30 hora española. Nosotros estaremos apoyando a Javier Guerra, Carles Castillejo y Jesús España en la categoría masculina y a Estela Navascues, Alessandra Aguilar y Azucena Díaz en la femenina.

¿Y vosotros? ¿Habéis disputado o tenéis pensado correr una maratón? Tanto si ya lo habéis hecho como si está en vuestros planes, os recomendamos que llevéis siempre una pulsera identificativa Safesport ID con vuestra información de emergencia. Ante una prueba tan dura y extenuante como una maratón, es importante ir siempre identificad@ ya que, en caso de una emergencia, los servicios médicos tendrán fácil acceso a tus datos vitales, facilitando su actuación.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

404